lunes, 23 de febrero de 2015

Memoriaviva (I)


"Yo es que ya no vivo aquí" me dice "desde hace algunos años, 40 concretamente, 72 tengo, ya ha llovido, ¿eh?, yo me fui a Bélgica" continúa irrefrenable "y ahora pues a lo mejor me vuelvo, estoy mirando cosas, pero todo ha cambiado mucho". Aparenta menos de los que tiene pero aparenta nietos belgas atiborrados de galletitas, seguro que habla muy bien el francés o el inglés o el alemán o el flamenco pero a mí me habla en un perfecto español de aquí con las aes abiertas y las eses escurridas. "Tú esto no lo viste, cuando vino Franco" me cuenta "todo eso de arriba, donde el fénix y todo eso, ahí se ponían los grises que era como llamábamos a los nacionales"
asiento "con las metralletas apuntando, porque estaba aquí Franco, eran otros tiempos" y no lo dice con la nostalgia con la que a continuación afirma "yo vendía caramelos en el cine, para así quedarme a ver la película, es que allí antes había un cine pero ahora es un teatro, quise entrar a verlo pero no me dejaron, tiene que ser cuando haya alguna obra de teatro y tú pagas y ya lo ves" sus ojillos y su dedo muy estirado en la mano señalan a un lado y a otro "y ahí estaba La Malagueña, que era una cordobesa" ¿no era malagueña? "una cordobesa guapa como tú y con el pelo blanco como yo, y allí se ponía con el perol, era guapísima". Por curiosidad menciono aquel café-cantante que una vez hubo cerca de allí: "entonces se decía 'tienes más años que el loro de La Perla' porque allí tenían un loro embalsamado", qué asco, ¿no?, "y luego está el Correo, la Telefónica, esas cosas siguen aquí, pero todo ha cambiado mucho, fíjate que antes pasaban los coches, ahora ya sólo las bicicletas, que no deberían pasar porque esto es para peatones, uno de los hermanos del Correo se mató en el accidente de autobús ese que se cayó al río, tuvieron que venir helicópteros desde Sevilla porque aquí no había, claro" se encoge de hombros "aquello fue muy trágico. Bueno, encantado".

No me contestó a una sola pregunta de la encuesta, pero a quién le importa.



2 comentarios: